Top Ten – Duelos aéreos

Guerra sin tregua en las alturas desde 1914 hasta hoy

Caballeros del cielo en pleno combate

Los aviones han capturado la imaginación de la humanidad desque los hermanos Wright volaron por primera vez en 1903. Pero como todo gran invento humano, poco tardaría hasta que se les encontrara una aplicación militar. 15 años después, la Primera Guerra Mundial terminaría con miles de aviones de combate dentro de los arsenales de los contrincantes y el rol del avión cada vez sería más crucial en las guerras que siguieron. Para finales del Siglo XX, la tecnología aérea haría posible que una guerra se ganara prácticamente solita desde el aire.

A continuación los diez duelos más legendarios entre aviones durante toda la historia, duelos que harían quedar corto incluso a Top Gun.

10 – F-15 Eagle vs. MiG-29
(Guerra del Golfo, 1991 / Kosovo, 1999)

Último en la legendaria línea de cazas rusos MiG, el MiG-29 era el avión más avanzado en el entonces temible arsenal de Saddam Hussein. Pero 5 fueron derribados durante la Guerra del Golfo, todos a manos de F-15s estadounidenses. Años después, MiGs serbios se enfrentarían a su antiguo némesis y el resultado sería similar: 4 derribados sin victoria alguna. ¿Pero qué habrá sido de este duelo si los pilotos enemigos hubieran sido mejor capacitados? Nunca lo sabremos.

9 – Spad XIII vs. Fokker D.VII
(1a Guerra Mundial, 1918)

La tecnología aérea había dado un salto cuántico entre 1914 y 1918 y las fuerzas aéreas eran ya un componente elemental tanto para Aliados como para Alemanes. El Spad XIII representó la cúspide de la aviación francesa, equipando a sus grandes ases como también a los pilotos de la pequeña pero naciente fuerza aérea estadounidense. Los alemanes no se quedarían muy atrás con el Fokker D.VII. Tan bueno fue que tuvieron que entregarlos todos como condición del Armisticio.

8 – Mosquito vs. Bf 110
(2a Guerra Mundial, 1943-45)

Es fácil olvidar que el combate nocturno durante la Segunda Guerra Mundial fue casi igual de intenso y espectacular que el combate diurno. Además, fue un duelo de tecnología como fue también de aeronáutica. El Mosquito británico fue el principal caza nocturno aliado, exitoso gracias a su velocidad y adaptabilidad. Pero el venerable Bf 110 (veterano de la Batalla de Inglaterra) fue un oponente formidable que nunca dejó de ser una amenaza.

La Guerra Fría se vuelve caliente: Phantom contra MiG

7 – Sopwith Camel vs. Albatros D.III
(1a Guerra Mundial, 1916-17)

Un año después del “azote Fokker”, los alemanes volverían a conquistar los cielos Europeos gracias a los aviones Albatros. En manos de pilotos como Manfred von Richtofen (el Barón Rojo), el Albatros D.III era punto y aparte comparado a sus rivales. Eso es, hasta que una serie de aviones británicos devolverían la superioridad aérea a los Aliados. Entre ellos, el ágil y elegante Sopwith Camel que derribó más aviones que cualquier otro avión de la guerra.

6 – F-4 Phantom II vs. MiG-21
(Vietnam / Guerra de Yom Kippur 60s-70s)

El Phantom ha sido tal vez el caza más legendario de la posguerra, siendo utilizado no solo por EU sino por la OTAN y los aliados occidentales. Fueron ubicuos en Vietnam, como cazas y bombarderos y también vieron acción constante con la fuerza aérea israelí en varias guerras del Medio Oriente. Su gran rival fue el MiG-21, que si bien no era un avión tan avanzado, era letal en manos de un piloto competente – tal como Nguyen Van Coc que derribó 9 F-4s en Vietnam.

5 – P-51 Mustang vs. Fw 190
(2a Guerra Mundial, 1944-45)

A partir de 1943, los Aliados comenzaron el bombardeo sistemático de Alemania pero sufrieron pérdidas enormes debido a que los bombardeos no tenían escolta. El Mustang fue el primer caza capaz de llegar a Berlin, iniciando así una batalla de desgaste contra el mejor caza alemán del momento, el Focke-Wulf Fw 190. Aunque parejos, la superioridad numérica de los estadounidenses destruyó a la Luftwaffe en apenas medio año – para D-Day ya no habría oposición.

4 – F6F Hellcat vs. A6M Zero
(2a Guerra Mundial, 1943-45)

Cuando los Japoneses atacaron Pearl Harbor en 1941, tenían a su disposición el mejor caza naval del mundo, el A6M Zero. Gracias a su legendaria maniobrabilidad, el Zero dominó el Pacífico hasta la llegada del Hellcat estadounidense a finales de 1943. Pesado y rudo pero ágil, el Hellcat barrió al Zero de los cielos, notablemente en la famosa Batalla del Mar de Filipinas cuando derribaron docenas de Zeros con pérdidas mínimas. Luego combatirían al Zero en su nuevo rol: como Kamikaze.

3 – Nieuport 11 vs. Fokker E.I
(1a Guerra Mundial, 1915-16)

Fue el primer gran duelo de la guerra que vería el nacimiento del combate aéreo. Los alemanes pegaron primero con el Fokker E.I, el primer biplano capaz de disparar a través de su hélice (gracias a un sincronizador), dándole una precisión incomparable. Pero los Aliados respondieron con el Nieuport 11 francés, que pronto superaría a su rival alemán y le daría fin al llamado “azote Fokker” de 1915-16 donde parecía que nada ni nadie le restaría supremacía aérea a los aviones del Kaiser.

Spitfire: el avión que cambió la historia

2 – F-86 Sabre vs. MiG-15
(Guerra de Corea, 1951-53)

Los jets hicieron su debut durante los últimos meses de la 2a Guerra Mundial pero el primer combate entre ellos tuvo que esperar 5 años, hasta la Guerra de Corea. Técnicamente, el avión ruso tenía una leve ventaja sobre el Sabre – sin embargo, la calidad de pilotos determinaría el resultado y los veteranos aviadores de los Estados Unidos (muchos de ellos con experiencia en la 2a GM) prevalecieron sobre los pilotos comunistas.

1 – Spitfire vs. Bf 109
(2a Guerra Mundial, 1940)

La madre de todos los duelos aéreos en la madre de todas las batallas aéreas. La Batalla de Inglaterra en 1940 fue la primera campaña militar librada enteramente por aire y enfrentó al orgullo de la Real Fuerza Área, el Spitfire, contra el caza que conquistó los cielos europeos durante del Blitzkrieg alemán, el Messerschmitt Bf 109. Parejos en cuanto a sus habilidades técnicas, la victoria fue para los locales – una victoria agónica pero que salvó a los Aliados de la derrota total.