¿El peor remake de todos?

Clash of the Titans: Hollywood decide violar mi niñez de nuevo

En Grecia seguro la prohibieron

No es exageración decir que la gran mayoría de los remakes son malos. Salvo excepciones esporádicas, nunca llegan a la talla de la original ni contribuyen nada nuevo al arte de la cinematografía. Pero de vez en cuando sale un remake tan malo, tan atroz, que no solo se vuelve una pérdida de tiempo, sino un insulto al cine mismo, por no decir al talento involucrado en producir la película original. Tan malo incluso que impulsa a uno escribir en su blog y decirle al mundo qué tan malo es. Tal es el caso de Clash of the Titans, que afortunadamente evité ver en el cine al tener el mal presentimiento de que no le iba a llegar a la talla a su ilustre predecesor. La original, filmada en 1981, es tal vez la mejor película jamás hecha sobre la mitología griega y que ocupa un lugar especial por sus efectos especiales de stop-motion, cortesía del legendario Ray Harryhausen. Tristemente, mi presentimiento se cumplió.

Hay dos cosas que inmediatamente me dieron la sospecha de que este remake iba directo al partenón de la vergüenza. Tan solo ver los posters promocionales quedaba claro de que iba a ser una orgía de CGI, y darle el rol estelar a Sam Worthington no auguraba nada bueno. Vaya, nada contra de Worthington en lo personal, pero recordemos cuáles han sido sus dos roles que lo lanzaron al estrellato: un androide frustrado en Terminator: Salvation y un soldado espacial frustrado en Avatar, ambos con la conexión emocional y la complejidad de carácter de una piedra. Claro, no es su culpa que le escriban roles blandos y uni-dimensionales pero sí es su culpa quedarse con papeles que lo encasillan en el rol de héroe enojado y confundido. Me queda claro que el rol de Perseo fue creado para él, y no al revés: un Perseo con cara de constipación perpetua y con menos carisma que algunos de los monstruos con los que eventualmente pelearía (si la cara de Medusa no te convierte en piedra, escuchar cinco minutos de dialogo con Worthington sí). Pero supongo que las audiencias modernas prefieren a un héroe que habla poco y patea mucho trasero. El problema es que el Perseo anterior, interpretado por el excelente Harry Hamlin, pudo hacer ambos y así proyectarle una elegancia al rol del hijo de Zeus que Worthington jamás podría imitar.

Vieja Medusa: horrenda como debe ser

En fin pues, las carencias del héroe serían sufribles si la acción fuera intensa y los efectos especiales te dejaran atónito. Tampoco es el caso. El abuso del CGI, como en casi toda película de acción moderna, es un crimen contra la decencia aunque hay una notable excepción que es el único punto a favor que tiene este remake sobre el original: el Kraken. Es enorme. Realmente enorme. Justo lo que uno esperaría de un verdadero titán. Es más, si tuviera cabeza de pulpo, diría que sería la mejor representación de Cthulhu jamás plasmada en la pantalla grande, al menos es justo como me lo imaginaría. Lástima que sale tan solo unos breves – pero espectaculares – minutos y que su presencia es interrumpida por una persecución de Perseo y unos monstruillos estúpidos. No obstante, los demás antagonistas dejan mucho qué desear. Por ejemplo, los escorpiones que fueron hechos tan gigantes que hicieron perder todo realismo cuando luchan contra Perseo y sus soldados. Y es que nadie en su sano juicio pensaría que humanos armados con espadas podrían vencer a un escorpión de 30 metros de largo y duros como un tanque. Pero nada de esto se compara a Medusa. Vi la película original cuando tenía unos pocos años de vida y Medusa me dio pesadillas. ¿Cómo decidieron representar a la criatura más horrenda de la mitología griega, una criatura tan horrible que convierte en piedra a cualquier ser vivente que la mira?

Como una supermodelo rusa. Natalia Vodianova. Sí, una de las caras de Calvin Klein, L’Oréal y Luis Vitton es el monstruo más horrendo de la antigüedad. Ok, no es ella precisamente: su rostro ha sido CGI-izado para que pudiera moverse como serpiente CGI-esca dentro de su guarida. Ahora bien, admito que a estas alturas de la historia, la vieja medusa hecha de plastilina no es precisamente la cosa más real del mundo (ni tan terrorífica como me la imaginé de niño). Pero hay una ventaja que stop-motion tiene sobre CGI: te hace pensar que sí hay algo allí, algo sólido, algo con presencia física. Con CGI esa ilusión se rompe por completo a menos de que sea tan real que se vuelve creíble pero hay muy pocas películas que logran un efecto tan convincente (irónicamente la mejor fue la primera: Jurassic Park). No hay nada creíble sobre esta nueva medusa, ya la manera tan vulgar en que es convertida en un sex symbol es un insulto a la mitología. Ah y para no ofender sensibilidades de una nación cristiana, conservadora y puritana, ahora trae bikini en vez de andar topless. O será que de andar topless, con esa cara y ese cuerpo (olvidémosla por un momento de la cintura para abajo) convertiría sólo a cierta parte de la anatomía masculina en piedra.

Nueva Medusa: después de un peeling

Pero hablando de insultos a la mitología, nada se compara a la manera tan barata en que pintaron a los dioses del olimpo. En la original, las personalidades de los dioses eran tal como las pintaron los antiguos: arrogantes, vengativos, con severos complejos de inferioridad y con una madurez de niño de kínder. Esto evidentemente es demasiado complicado para una audiencia moderna que solo es capaz de ver en blanco y negro y no en tonos de gris. Así que hay un “buen” dios, Zeus, interpretado por Liam Neeson y un “mal” dios, Hades, interpretado por Ralph Fiennes, y quien termina siendo el principal antagonista de la película (una de las principales desviaciones del trama original. Me pregunto cuánto tuvieron que pagarle a Neeson y Fiennes para que actores de tal calibre hayan aceptado tener una parte en esta humillante adaptación. Pero se nota que no le tuvieron particular cariño a sus roles, particularmente Fiennes, cuya sobre-actuación es tan falsa que me hace dudar que sea el mismo que ha sido nominado dos veces para el Oscar (dos Oscares que bien mereció ganar). Si gana un Razzie no me sorprendería aunque tiene competencia demasiado fuerte con Worthington a bordo.

Así pues, quedo sin palabras, no solo por las dos horas de mi vida que perdí y jamás recuperaré sino por el coraje de ver cómo una industrial multi-billonaria decide gastar su dinero en remakes, en vez de sentarse, usar un poco el cerebro y hacer películas originales y buenas que no necesiten una tonelada de CGI para disfrazar sus carencias. Hoy también acabo de ver el remake de A Nightmare on Elm Street, que si bien no terminó siendo tan mala como Clash of the Titans, no aportó absolutamente nada al legado de la original. Pero mientras haya gente que siga yendo al cine a ver estas burradas, no hay mucha esperanza.

La oferta, al fin de cuentas, siempre termina ajustándose a la demanda.

Veredicto final:

6 thoughts on “¿El peor remake de todos?

  1. Coincido en todo, la “cinta” es una gran mierda. Aún sin considerar que la original es uno de los grandes clásicos, esta es una porquería. De hecho la única parte rescatable es cuando sale el buhito mecánico de la anterior.

  2. Nel, por malo que sea el remake de Furia de Titantes no le llega a los tobillos al rey de los remakes malos: ROLLERBALL (2002), desde que ves que el soundtrack original que incluia Tocata en fuga y la quinta sinfonia fueron sustituidos por Slipknot y otros grupejos de Nu Metal sabes que algo anda mal…

  3. Hmmm, pues sí, es posible aunque no he visto ni la original ni el remake. Otro candidato es Transformers. Aunque la gente no lo sepa, hubo una película animada a mediados de los ochenta que es simplemente f-a-n-t-a-s-t-i-c-a y nada que ver con la reverenda porquería que nos trajo Michael Bay.

  4. Lo que deberiamos de hacer como publico es boicotear los remakes, no verlos en cine, ni rentarlos, la neta es una mamada la cantidad de remakes que se hacen no solo de cine, de TV, Video Juegos, bueno en Video Juegos todavia lo acepto por que la mayoria son hechos por aficionados y no te los cobran, pero en los demas casos esta del nabisco…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>