Top Ten – Canciones favoritas del 2011

Después de dos años seguidos de música sub-estándar, fue grato saber que el 2011 fue un gran año musical, uno de los mejores en lo que va del milenio. Tengo que admitir que mi predicción de que el indie británico había muerto fue algo prematura, y vaya que esto es uno de esos casos en que doy gracias por haberme equivocado. Casi todo el buen rock del año salió de las islas británicas, confirmando la vieja teoría de que la mejor música sale después de las crisis económicas. La nueva generación de roqueros (y poperos) indie de la lluviosa Albión no son particularmente nuevos: ni The Horrors, Friendly Fires ni Florence + the Machine son novatos en la escena, pero en el 2011 se consolidaron como requisitos indispensables para toda lista de las mejores canciones y los mejores álbumes del año.

Florence y su máquina mostraron que hay esperanza para la buena música después de dos malos años

Del otro lado del Atlántico, el hip-hop siguió siendo mediocre como siempre y ni siquiera el tan sonado duo de Jay-Z y Kanye West (algo equivalente a tener a Schwarzenegger y Stallone estelarizando la misma película) me pareció digno de una segunda escuchada. Afortunadamente todavía hubo rastros de buen pop cortesía de Lady Gaga que tres discos después sigue sin defraudar a todos los que pensamos que es lo mejor que le ha pasado al pop femenil desde Madonna. Pero tal vez la mujer más atrevida del año no fue Gaga, ni Rihanna con su colaboración con el DJ escocés Calvin Harris sino la veterana inglesa PJ Harvey, que con Let England Shake, sacó tal vez el único disco de protesta en un año que pasará a la historia junto con 1848 y 1968 como uno de los más revoltosos de todos.

Y finalmente, ¿qué decir del rock en español? Pequeño resurgimiento en el 2011 que hizo que dos canciones en nuestra preciosa lengua estén en esta lista. Esperemos que sea un primer paso para un renacimiento después de tantos años de mediocridad.

10 – Bruno Mars – “It Will Rain”

Cada año require una canción de amor de aquellas. De esas que duelen, que contengan referencias a la lluvia, de segundas oportunidades, de días nublados. Este año le tocó a Bruno Mars con “It Will Rain”, una canción cuya único defecto es que terminó siendo secuestrada para el soundtrack de la última película de Twilight. Afortunadamente solo le vemos las jetas de Belle y Edward por unos breves segundos en el video.

9 – San Pascualito Rey – “Salgamos de Aquí”

Ya era hora que alguien sacara una canción que capture la desesperación que afronta nuestro país a causa de la violencia (entre muchos otros problemas). San Pascualito Rey lo hace con guitarras enfurecidas y la ominosa voz barítono del vocalista. El video es impactante también, reuniendo una serie de actos de violencia sin sentido en situaciones cotidianas, con todo y referencias no muy sutiles a nuestra desigualdad racial y económica.

8 – Rihanna (ft. Calvin Harris) – “We Found Love”

No se dejen engañar por el título, esta no es una canción de Rihanna con un fondo house; es una canción de Calvin Harris con vocales de fondo de Rihanna. Y es por eso que supera por mucho lo que ha hecho desde que se hizo famosa con “Umbrella”. Pero escuchar la canción sin ver el video es perder su verdadero significando: una oda al amor y al exceso que bien podría ser la versión musical de Requiem Por Un Sueño.

7 – PJ Harvey – “The Glorious Land”

Let England Shake fue uno de los discos más galardonados del año (notablemente ganando el Mercury Prize, el premio más prestigioso en el Reino Unido). Mezclando folk, influencias de Bjork y letras que evocan tristeza y nostalgia ante un país arruinado por decadencia y guerra, The Glorious Land, hace pensar que la “Gran” en Gran Bretaña ya sale sobrando. En un año de protesta, PJ Harvey fue la única voz realmente subversiva.

6 – The Horrors – “Still Life”

Es difícil ser más indie que de Horrors: son tan indie que produjeron su segundo disco ellos mismos. Por alguna extraña razón solo han sacado un sencillo de esta obra maestra hasta la fecha pero vaya que es bueno. Lenta y atmosférica, es un poco distinta al resto del desefnfrenado álbum que le da vida, y sin embargo es un digno microcosmo a lo que fue posiblemente el mejor disco indie del año.

5 – Atto & The Majestics – “Transistor”

No solo tuvo el mejor bajo del año, sino también tal vez el mayor número de referencias sexuales (tanto sutiles como descaradas) de cualquier otro video del año, Lada Gaga y Rihanna incluidas. Esta canción es adrenalina pura con un riff que hace recordar a Zoé en mejores tiempos y, mejor aún, que el rock en español sigue siendo capaz de sacar genialidades de vez en cuando. Larga vida a esta promesa mexicana.

4 – Lady Gaga – “The Edge of Glory”

Hubo mucha música este año que sonaría mejor en el antro que en los míseros audífonos de nuestro teléfono celular y este es un ejemplo perfecto. Desvergonzadamente combinando house con el pop que ya nos tiene acostumbrados, Lada Gaga anota otro golazo musical entre varios otros en su último disco (“Marry The Night” es casi igual de genial). Lo mejor de todo: ese solo de saxofón ochenterísimo.

3 – Friendly Fires – “Hurting”

Pensar que un grupo indie tan alegre como los Friendly Fires escribiría una canción llamada “Hurting” es una de los grandes misterios del universo. Pero no esperen una balada digna de cortarse las venas, en su lugar hay canción tan pegajosa, bailable, y con un video ridículamente geeky que es difícil no dejar en perpetuo repeat. Ahora si tan solo conociera una chica que moviera el cuello así como la del video…

2 – M83 – “Midnight City”

M83 ya nos ha sorprendido con un a serie de excelentes sencillos en su disco anterior (Saturday=Youth) y la genialidad de estos franceses no parece quebrantar en la nueva década. “Midnight City” maneja la misma receta de siempre, basada en sintetizadores a todo poder, y coros épicos y nostálgicos. Excelente video, que hace recordar los niños genios de la película Akira. Ah, y también tiene un solo de saxofón (wtf?!).

1 – Florence + The Machine – “Shake It Out”

“Shake It Out” es el equivalente musical a la explosión del volcán de Krakatoa, una canción que parece que va a hacer tumbar paredes y confirma a Florence Welsh como de uno de los grandes talentos del indie/pop británico actual (el álbum, Ceremonials, fue excepcional también). El video le hace plena justicia, por fin demostrando que los ingleses pueden divertirse con elegancia, a diferencia de lo visto en el video de Rihanna.

Y siguiendo la tradición, tres otros rubros dignos de reconocimento:

Video Favorito – Rihanna (ft. Calvin Harris) – “We Found Love”

Tal vez hubo mejores a juicio de muchos (“Video Games” de Lana del Rey por ejemplo) pero creo que si el propósito de un video es complementar la esencia de una canción, ningún video lo hizo tan bien como este, al grado que es difícil reconocer la genialidad de esta rola sin ver el video. Es una oda al amor, al sexo, y a las drogas que no pudo ser filmado en otro lugar más que en los lugares más obscuros y mugrosos de Londres, capital del exceso por excelencia.

Video Sexy – Lady Gaga – “Marry The Night”

El video complete dura casi un cuarto de hora y las partes sexy no empiezan hasta por allí del minuto cinco pero vaya que vale la pena. Desde hace tiempo he pensado que Gaga es la cosa más caliente desde el fuego y con todo y las escenas de locura en este video, no deja de ser extremadamente erótico e insano al mismo tiempo. Y si bien las escenas de baile las hace con más ropa, no dejan de ser igual de sensuales. Ah y la canción es genial también, entre muchas de Born This Way.

Peor Canción – K$sha – “Blow”

No tengo palabras para describir como me desagrada esta dizque artista con nombre de rapera de tercera categoría. No solo glorifica todo lo que no debe ser glorificado en la juventud, lo hace de la manera más vulgar y barata imaginable. Lo más sorprendente de su más reciente aberración es que sale James Van der Beek, mejor conocido como Dawson en Dawson’s Creek. ¿En serio James, crees que salir en un video de K$sha va a recusitar tu moribunda carrera? Sigue soñando.