Top Ten – Canciones favoritas del 2011

Después de dos años seguidos de música sub-estándar, fue grato saber que el 2011 fue un gran año musical, uno de los mejores en lo que va del milenio. Tengo que admitir que mi predicción de que el indie británico había muerto fue algo prematura, y vaya que esto es uno de esos casos en que doy gracias por haberme equivocado. Casi todo el buen rock del año salió de las islas británicas, confirmando la vieja teoría de que la mejor música sale después de las crisis económicas. La nueva generación de roqueros (y poperos) indie de la lluviosa Albión no son particularmente nuevos: ni The Horrors, Friendly Fires ni Florence + the Machine son novatos en la escena, pero en el 2011 se consolidaron como requisitos indispensables para toda lista de las mejores canciones y los mejores álbumes del año.

Florence y su máquina mostraron que hay esperanza para la buena música después de dos malos años

Del otro lado del Atlántico, el hip-hop siguió siendo mediocre como siempre y ni siquiera el tan sonado duo de Jay-Z y Kanye West (algo equivalente a tener a Schwarzenegger y Stallone estelarizando la misma película) me pareció digno de una segunda escuchada. Afortunadamente todavía hubo rastros de buen pop cortesía de Lady Gaga que tres discos después sigue sin defraudar a todos los que pensamos que es lo mejor que le ha pasado al pop femenil desde Madonna. Pero tal vez la mujer más atrevida del año no fue Gaga, ni Rihanna con su colaboración con el DJ escocés Calvin Harris sino la veterana inglesa PJ Harvey, que con Let England Shake, sacó tal vez el único disco de protesta en un año que pasará a la historia junto con 1848 y 1968 como uno de los más revoltosos de todos.

Y finalmente, ¿qué decir del rock en español? Pequeño resurgimiento en el 2011 que hizo que dos canciones en nuestra preciosa lengua estén en esta lista. Esperemos que sea un primer paso para un renacimiento después de tantos años de mediocridad.

10 – Bruno Mars – “It Will Rain”

Cada año require una canción de amor de aquellas. De esas que duelen, que contengan referencias a la lluvia, de segundas oportunidades, de días nublados. Este año le tocó a Bruno Mars con “It Will Rain”, una canción cuya único defecto es que terminó siendo secuestrada para el soundtrack de la última película de Twilight. Afortunadamente solo le vemos las jetas de Belle y Edward por unos breves segundos en el video.

9 – San Pascualito Rey – “Salgamos de Aquí”

Ya era hora que alguien sacara una canción que capture la desesperación que afronta nuestro país a causa de la violencia (entre muchos otros problemas). San Pascualito Rey lo hace con guitarras enfurecidas y la ominosa voz barítono del vocalista. El video es impactante también, reuniendo una serie de actos de violencia sin sentido en situaciones cotidianas, con todo y referencias no muy sutiles a nuestra desigualdad racial y económica.

8 – Rihanna (ft. Calvin Harris) – “We Found Love”

No se dejen engañar por el título, esta no es una canción de Rihanna con un fondo house; es una canción de Calvin Harris con vocales de fondo de Rihanna. Y es por eso que supera por mucho lo que ha hecho desde que se hizo famosa con “Umbrella”. Pero escuchar la canción sin ver el video es perder su verdadero significando: una oda al amor y al exceso que bien podría ser la versión musical de Requiem Por Un Sueño.

7 – PJ Harvey – “The Glorious Land”

Let England Shake fue uno de los discos más galardonados del año (notablemente ganando el Mercury Prize, el premio más prestigioso en el Reino Unido). Mezclando folk, influencias de Bjork y letras que evocan tristeza y nostalgia ante un país arruinado por decadencia y guerra, The Glorious Land, hace pensar que la “Gran” en Gran Bretaña ya sale sobrando. En un año de protesta, PJ Harvey fue la única voz realmente subversiva.

6 – The Horrors – “Still Life”

Es difícil ser más indie que de Horrors: son tan indie que produjeron su segundo disco ellos mismos. Por alguna extraña razón solo han sacado un sencillo de esta obra maestra hasta la fecha pero vaya que es bueno. Lenta y atmosférica, es un poco distinta al resto del desefnfrenado álbum que le da vida, y sin embargo es un digno microcosmo a lo que fue posiblemente el mejor disco indie del año.

5 – Atto & The Majestics – “Transistor”

No solo tuvo el mejor bajo del año, sino también tal vez el mayor número de referencias sexuales (tanto sutiles como descaradas) de cualquier otro video del año, Lada Gaga y Rihanna incluidas. Esta canción es adrenalina pura con un riff que hace recordar a Zoé en mejores tiempos y, mejor aún, que el rock en español sigue siendo capaz de sacar genialidades de vez en cuando. Larga vida a esta promesa mexicana.

4 – Lady Gaga – “The Edge of Glory”

Hubo mucha música este año que sonaría mejor en el antro que en los míseros audífonos de nuestro teléfono celular y este es un ejemplo perfecto. Desvergonzadamente combinando house con el pop que ya nos tiene acostumbrados, Lada Gaga anota otro golazo musical entre varios otros en su último disco (“Marry The Night” es casi igual de genial). Lo mejor de todo: ese solo de saxofón ochenterísimo.

3 – Friendly Fires – “Hurting”

Pensar que un grupo indie tan alegre como los Friendly Fires escribiría una canción llamada “Hurting” es una de los grandes misterios del universo. Pero no esperen una balada digna de cortarse las venas, en su lugar hay canción tan pegajosa, bailable, y con un video ridículamente geeky que es difícil no dejar en perpetuo repeat. Ahora si tan solo conociera una chica que moviera el cuello así como la del video…

2 – M83 – “Midnight City”

M83 ya nos ha sorprendido con un a serie de excelentes sencillos en su disco anterior (Saturday=Youth) y la genialidad de estos franceses no parece quebrantar en la nueva década. “Midnight City” maneja la misma receta de siempre, basada en sintetizadores a todo poder, y coros épicos y nostálgicos. Excelente video, que hace recordar los niños genios de la película Akira. Ah, y también tiene un solo de saxofón (wtf?!).

1 – Florence + The Machine – “Shake It Out”

“Shake It Out” es el equivalente musical a la explosión del volcán de Krakatoa, una canción que parece que va a hacer tumbar paredes y confirma a Florence Welsh como de uno de los grandes talentos del indie/pop británico actual (el álbum, Ceremonials, fue excepcional también). El video le hace plena justicia, por fin demostrando que los ingleses pueden divertirse con elegancia, a diferencia de lo visto en el video de Rihanna.

Y siguiendo la tradición, tres otros rubros dignos de reconocimento:

Video Favorito – Rihanna (ft. Calvin Harris) – “We Found Love”

Tal vez hubo mejores a juicio de muchos (“Video Games” de Lana del Rey por ejemplo) pero creo que si el propósito de un video es complementar la esencia de una canción, ningún video lo hizo tan bien como este, al grado que es difícil reconocer la genialidad de esta rola sin ver el video. Es una oda al amor, al sexo, y a las drogas que no pudo ser filmado en otro lugar más que en los lugares más obscuros y mugrosos de Londres, capital del exceso por excelencia.

Video Sexy – Lady Gaga – “Marry The Night”

El video complete dura casi un cuarto de hora y las partes sexy no empiezan hasta por allí del minuto cinco pero vaya que vale la pena. Desde hace tiempo he pensado que Gaga es la cosa más caliente desde el fuego y con todo y las escenas de locura en este video, no deja de ser extremadamente erótico e insano al mismo tiempo. Y si bien las escenas de baile las hace con más ropa, no dejan de ser igual de sensuales. Ah y la canción es genial también, entre muchas de Born This Way.

Peor Canción – K$sha – “Blow”

No tengo palabras para describir como me desagrada esta dizque artista con nombre de rapera de tercera categoría. No solo glorifica todo lo que no debe ser glorificado en la juventud, lo hace de la manera más vulgar y barata imaginable. Lo más sorprendente de su más reciente aberración es que sale James Van der Beek, mejor conocido como Dawson en Dawson’s Creek. ¿En serio James, crees que salir en un video de K$sha va a recusitar tu moribunda carrera? Sigue soñando.

Top Ten – Canciones favoritas del 2010

Lo poco rescatable de la gran recesión musical mundial

Una canción tan buena que convencieron a Joe Jonas, RZA y Jake Gyllenhall salir en el video

Los tiempos de crisis económica suelen incentivar el buen rock. Quién sabe por qué pero por lo visto los músicos del momento aprovechan el sentimiento de frustración y angustia de la sociedad y la traducen en música emotiva, potente y original. De otra forma no hay manera de explir cómo es que las crisis de los setentas vieron nacer al punk, en los principios de los ochentas fue el post-punk y en los noventas tuvimos el grunge. Pero tal es la gravedad de la crisis actual que incluso ha logrado erradicar la inspiración artística. Mientras la deuda aumenta, la eurozona se quebranta y el desempleo se dispara, lo que más vende hoy día es Justin Beiber. Así es, Justin Bieber. Sin duda el apocalipsis está por venir si este chamaco puberto es la máxima exponencia del talento musical mundial.

Estoy seguro que en retrospectiva, el 2010 será relativamente olvidable, al igual que el desastrosamente malo 2009. El post-punk revival parece haber muerto desde que The Killers se volvieron nenas y la fuente principal del buen indie, Inglaterra, entró en coma musical nacional (solo Gorillaz en la lista pero sin Mos Def y Bobby Womack la canción no hubiera sido nada). Pero dentro de todo hubo un poco de pop rescatable cortesía de Katy Perry y Gaga, un poco de soul/funk gracias a Cee Lo Green y Janelle Monáe y posiblemente el inicio del reinado de The Arcade Fire como la mejor banda del mundo (¡que no se diga que de Canadá no sale nada bueno!). Pero no esperen que el 2011 sea mucho mejor. Estamos en plena recesión musical y si nuestro “paquete de estímulo” es Justin Bieber, nos espera una larga y dolora depresión…

Aquí la lista:

10 – Gorillaz – “Stylo”

No me gustó tanto el disco nuevo, pero “Stylo” fue tal vez la canción que más puse en “repeat” durante los primeros meses del año. El bajo es pegajoso y el video es fenomenal, el primero con los Gorillaz en versión CGI y estelarizado nada más y nada menos que por Bruce Willis.

9 – Janelle Monáe – “Tightrope”

Mi voto para la artista más prometedora del año es Janelle Monae. Sonando como una combinación de Prince, Diana Ross y Cab Calloway, mezclado con prácticamente todo ritmo negro de los últimos 50 años, su disco ArchAndroid fue una dosis de placer de principio a fin.

8 – Kings of Leon – “Radioactive”

Es posible que a estas alturas los Kings sean el grupo más popular del mundo. Aunque su último disco no ha tenido el impacto mediático o crítico que el anterior, no se puede negar que hubo una que otra joya escondida, notablemente esta, su primer sencillo que suena más U2 que U2 mismo.

7 – Big Boi – “Shutterbugg”

¿Se acuerdan de Outkast? Uno de ellos terminó dedicándose a Hollywood pero su mitad más divertida siguió con el hip-hop. En un año dominado por las porquerías de Kanye West que por alguna razón venden por millón, esta fusión con electrónica fue de lo mejorcito que salió del género.

6 – The Tempter Trap – “Fader”

El año pasado estos australianos fueron autores de mi canción favorita (“Sweet Disposition”) y este nuevo sencillo, si bien no fue ni remotamente tan exitosa como su predecesor, tuvo vestigios de ese pegue post-punkero que más bien ya más bien debería de considerarse post-post-punk.

5 – Cee Lo Green – “Fuck You”

No hay palabras para describir esta canción que no puedan ser inferidas con su título explícitamente directo y honesto. Solo basta decir que es una canción que todo hombre debería escuchar una y otra vez si llegara a sufrir un corazón roto. Puntos extra por el video motown/retro cincuentero.

4 – The Arcade Fire – “We Used To Wait”

Parece que el 2010 fue el año en que esta banda indie canadiense conquistó el mundo gracias a su tremendamente exitoso disco, The Suburbs. “We Used To Wait” es épica y grandiosa y su video “interactivo” es uno de los usos más interesantes de Google Maps que he visto.

3 – Lady Gaga – “Alejandro”

Si Lady Gaga es la Madonna del Siglo XXI, “Alejandro” es su “Isla Bonita”. El video también es espectacular si bien algo perturbante por sus imágenes y coreografías homo-eróticas que parecen salidas de la mente del General Franco o Joseph Goebbels si hubieran bateado para el otro equipo.

2 – Katy Perry – “Teenage Dream”

Inevitable en que un año donde las guitarras murieron y el pop dominó al menos saliera una que otra rola popera rescatable. Katy Perry sacó varias (“California Gurls”, “Firework”) pero me iré por “Teenage Dream” por sonar nostálgica, romántica, y descaradamente erótica al mismo tiempo.

1 – Vampire Weekend – “Giving Up The Gun

A diferencia de la prensa rockera, no he sido particularmente fan de este grupo pero no negaré que han sacado una que otra rola buena. “Giving Up The Gun” es por mucho la mejor lo que me hace pensar por qué diablos no sacan más con este estilo y menos de sus otras propuestas más locochonas.

Y siguiendo la tradición, tres otros rubros dignos de reconocimento:

Video Favorito – Lady Gaga – “Alejandro” / M.I.A. – “Born Free”

Por primera vez en seis años, no me pude decidir por uno. “Alejandro” es por mucho el mejor video del repertorio de Gaga y un increíble logro artístico (si es que la coreografía homo-erótica no ofende tus sensibilidades puritanas). Pero el video (censurado) de “Born Free” es una declaración política brutal que hace recordar el igualmente excelente “Survivalism” de Nine Inch Nails aunque mucho más cercano a la realidad actual.

Video Sexy – Katy Perry (ft. Snoop Dogg) – “California Gurls

Creo que más de uno de ustedes estará de acuerdo de que Katy Perry es el bombón indiscutible de la música actual (y junto con Gaga, lo mejorcito del pop actual). Así que no hay nada mejor que verla completamente desnuda en una nube de algodón de azucar, portar un sostén que dispara crema batida, y como dice la letra, andar con “daisy dukes, bikini on top”. No solo eso pero la canción es excelente.

Peor Canción – Kid Rock – “Born Free”

No se me escapa la ironía de que mi selección para el mejor video y la peor canción del año se llaman “Born Free”. Pero mientras que la versión de M.I.A. es una crítica a la brutalidad policial de los Estados Unidos, la versión de Kid Rock es un típico y estúpido cliché “All-Americano” que parece digno de un anuncio del Tea Party – solo faltaron los rifles y el Ku Klux Klan. Y como si no fuera poco, la canción es una porquería también.

Top Ten – Cuentos de H.P. Lovecraft

Nunca se puede tener demasiado terror tentaculoso

Este post me volvió loco

Hay pocos reconocimientos más honrosos para un escritor que convertirse en un adjetivo. Y el en género de terror, pocos adjetivos logran conjurar una imagen más definitiva, más identificable que “Lovecraftian”. Ya sea por la grandiosidad de su mitología cósmica, los misterios prohibidos que llevan a sus personajes a la locura o su peculiar prosa que describe paisajes tan terroríficos como bellos, la esencia de la obra Lovecraftiana es identificable desde la primera página, cautivando para siempre a todo aquel que caiga inmerso en su mundo y sus mitos. Que mejor día para celebrar al mejor autor de terror fantástico que hoy, Día de Muertos, y con una lista de sus mejores cuentos o novelas cortas. Si no han leído a H.P. Lovecraft, ¿qué esperan? Total, no querrán ser los primeros devorados por el Gran Cthulhu cuando despierte…

10 – The Dunwich Horror

Corta pero impactante, es uno de esos cuentos que ningún fan de HPL puede tener una excusa de no haber leído. Fuera de Cthulhu, el ente conocido como Yog-Sothoth es el más conocido del repertorio de dioses que invocaba en sus mitos.

9 – The Shadow over Innsmouth

Es otro de los cuentos básicos de los mitos de Cthulhu, y tal vez el cuento de HPL más adaptado de todos: hay dos películas basadas en esta historia (Dagon de Stuart Gordon por mucho la mejor), y hasta un video-juego (Dark Corners of the Earth)

8 – The Colour Out Of Space

El terror de HPL no se limitó a lo sobrenatural: fue uno de los primeros en combinar el terror con la ciencia ficción. Tal vez el mejor ejemplo fue esta historia que cuenta los extraños sucesos que presencia una granja en medio de la nada tras la caida de un meteorito.

7 – Out of the Aeons

Escrito para Hazel Heald, este cuento es inconfundiblemente Lovecrafiano y tiene uno de los finales más horripilantes de todo su repertorio. Es una lástima que durante su vida no recibió crédito por una joya del género de terror como esta.

6 – The Rats in the Walls

Otro de sus cuentos de terror “puros”, dejando los elementos fantásticos al lado. No hay otra manera de describir este cuento que macabro, con un final singularmente torcido incluso para los estándares que nos ha dejado acostumbrado.

Próximamente en tu cine favorito

5 – The Dream-Quest of Unknown Kadath

El mito de Cthulhu es sin duda lo que ha popularizado a HPL, pero su Ciclo de Sueño merece reconocimiento también gracias a su perfecta fusión de la fantasía y el terror. Es también el cuento definitivo que protagoniza Randolph Carter, el alter ego de HPL.

4 – The Call of Cthulhu

Es sin duda, el cuento más famoso de HPL; el que le da nombre al mito que une a sus terribles dioses cósmicos. Además, el párrafo inicial de este cuento resume, mejor que ningún otro, la filosofía nihilista de este perturbado escritor.

3 – The Mound

The Mound no es precisamente entre lo más conocido de HPL ya que fue escrito para Zealia Bishop. Pero tiene todos los toques de una épica Lovecraftiana, que en grandiosidad no tiene nada que envidiarle a cualquiera de sus otros cuentos.

2 – At The Mountains of Madness

Esta aventura antártica cuenta la historia definitiva de los mitos de Cthulhu además de que ser tal vez el mejor ejemplo de las habilidades descriptivas de HPL al pintar el desolado continente austral de una manera tan ominosa, tan siniestra.

1 – The Case of Charles Dexter Ward

El cuento más largo de HPL no tendrá los elementos de fantasía que caracterizan sus otras obras, pero lo compensa con un ambiente tenso y maligno de principio a fin y una historia dentro de la historia que pone en evidencia la pasión de HPL por la era colonial.

Hay tantos cuentos excelentes que es un insulto haber dejado a muchos de ellos fuera de esta lista. The Whisperer in Darkness es otro favorito, como también algunas de sus historias realmente cortas como Dagon, Celephaïs y The Crawling Chaos. Pero si quieren descubrir la obra Lovecraftiana por su propia cuenta, pueden leerla toda aquí. Lástima que el Necronómicon siga fuera de nuestro alcance…

Top Ten – Duelos aéreos

Guerra sin tregua en las alturas desde 1914 hasta hoy

Caballeros del cielo en pleno combate

Los aviones han capturado la imaginación de la humanidad desque los hermanos Wright volaron por primera vez en 1903. Pero como todo gran invento humano, poco tardaría hasta que se les encontrara una aplicación militar. 15 años después, la Primera Guerra Mundial terminaría con miles de aviones de combate dentro de los arsenales de los contrincantes y el rol del avión cada vez sería más crucial en las guerras que siguieron. Para finales del Siglo XX, la tecnología aérea haría posible que una guerra se ganara prácticamente solita desde el aire.

A continuación los diez duelos más legendarios entre aviones durante toda la historia, duelos que harían quedar corto incluso a Top Gun.

10 – F-15 Eagle vs. MiG-29
(Guerra del Golfo, 1991 / Kosovo, 1999)

Último en la legendaria línea de cazas rusos MiG, el MiG-29 era el avión más avanzado en el entonces temible arsenal de Saddam Hussein. Pero 5 fueron derribados durante la Guerra del Golfo, todos a manos de F-15s estadounidenses. Años después, MiGs serbios se enfrentarían a su antiguo némesis y el resultado sería similar: 4 derribados sin victoria alguna. ¿Pero qué habrá sido de este duelo si los pilotos enemigos hubieran sido mejor capacitados? Nunca lo sabremos.

9 – Spad XIII vs. Fokker D.VII
(1a Guerra Mundial, 1918)

La tecnología aérea había dado un salto cuántico entre 1914 y 1918 y las fuerzas aéreas eran ya un componente elemental tanto para Aliados como para Alemanes. El Spad XIII representó la cúspide de la aviación francesa, equipando a sus grandes ases como también a los pilotos de la pequeña pero naciente fuerza aérea estadounidense. Los alemanes no se quedarían muy atrás con el Fokker D.VII. Tan bueno fue que tuvieron que entregarlos todos como condición del Armisticio.

8 – Mosquito vs. Bf 110
(2a Guerra Mundial, 1943-45)

Es fácil olvidar que el combate nocturno durante la Segunda Guerra Mundial fue casi igual de intenso y espectacular que el combate diurno. Además, fue un duelo de tecnología como fue también de aeronáutica. El Mosquito británico fue el principal caza nocturno aliado, exitoso gracias a su velocidad y adaptabilidad. Pero el venerable Bf 110 (veterano de la Batalla de Inglaterra) fue un oponente formidable que nunca dejó de ser una amenaza.

La Guerra Fría se vuelve caliente: Phantom contra MiG

7 – Sopwith Camel vs. Albatros D.III
(1a Guerra Mundial, 1916-17)

Un año después del “azote Fokker”, los alemanes volverían a conquistar los cielos Europeos gracias a los aviones Albatros. En manos de pilotos como Manfred von Richtofen (el Barón Rojo), el Albatros D.III era punto y aparte comparado a sus rivales. Eso es, hasta que una serie de aviones británicos devolverían la superioridad aérea a los Aliados. Entre ellos, el ágil y elegante Sopwith Camel que derribó más aviones que cualquier otro avión de la guerra.

6 – F-4 Phantom II vs. MiG-21
(Vietnam / Guerra de Yom Kippur 60s-70s)

El Phantom ha sido tal vez el caza más legendario de la posguerra, siendo utilizado no solo por EU sino por la OTAN y los aliados occidentales. Fueron ubicuos en Vietnam, como cazas y bombarderos y también vieron acción constante con la fuerza aérea israelí en varias guerras del Medio Oriente. Su gran rival fue el MiG-21, que si bien no era un avión tan avanzado, era letal en manos de un piloto competente – tal como Nguyen Van Coc que derribó 9 F-4s en Vietnam.

5 – P-51 Mustang vs. Fw 190
(2a Guerra Mundial, 1944-45)

A partir de 1943, los Aliados comenzaron el bombardeo sistemático de Alemania pero sufrieron pérdidas enormes debido a que los bombardeos no tenían escolta. El Mustang fue el primer caza capaz de llegar a Berlin, iniciando así una batalla de desgaste contra el mejor caza alemán del momento, el Focke-Wulf Fw 190. Aunque parejos, la superioridad numérica de los estadounidenses destruyó a la Luftwaffe en apenas medio año – para D-Day ya no habría oposición.

4 – F6F Hellcat vs. A6M Zero
(2a Guerra Mundial, 1943-45)

Cuando los Japoneses atacaron Pearl Harbor en 1941, tenían a su disposición el mejor caza naval del mundo, el A6M Zero. Gracias a su legendaria maniobrabilidad, el Zero dominó el Pacífico hasta la llegada del Hellcat estadounidense a finales de 1943. Pesado y rudo pero ágil, el Hellcat barrió al Zero de los cielos, notablemente en la famosa Batalla del Mar de Filipinas cuando derribaron docenas de Zeros con pérdidas mínimas. Luego combatirían al Zero en su nuevo rol: como Kamikaze.

3 – Nieuport 11 vs. Fokker E.I
(1a Guerra Mundial, 1915-16)

Fue el primer gran duelo de la guerra que vería el nacimiento del combate aéreo. Los alemanes pegaron primero con el Fokker E.I, el primer biplano capaz de disparar a través de su hélice (gracias a un sincronizador), dándole una precisión incomparable. Pero los Aliados respondieron con el Nieuport 11 francés, que pronto superaría a su rival alemán y le daría fin al llamado “azote Fokker” de 1915-16 donde parecía que nada ni nadie le restaría supremacía aérea a los aviones del Kaiser.

Spitfire: el avión que cambió la historia

2 – F-86 Sabre vs. MiG-15
(Guerra de Corea, 1951-53)

Los jets hicieron su debut durante los últimos meses de la 2a Guerra Mundial pero el primer combate entre ellos tuvo que esperar 5 años, hasta la Guerra de Corea. Técnicamente, el avión ruso tenía una leve ventaja sobre el Sabre – sin embargo, la calidad de pilotos determinaría el resultado y los veteranos aviadores de los Estados Unidos (muchos de ellos con experiencia en la 2a GM) prevalecieron sobre los pilotos comunistas.

1 – Spitfire vs. Bf 109
(2a Guerra Mundial, 1940)

La madre de todos los duelos aéreos en la madre de todas las batallas aéreas. La Batalla de Inglaterra en 1940 fue la primera campaña militar librada enteramente por aire y enfrentó al orgullo de la Real Fuerza Área, el Spitfire, contra el caza que conquistó los cielos europeos durante del Blitzkrieg alemán, el Messerschmitt Bf 109. Parejos en cuanto a sus habilidades técnicas, la victoria fue para los locales – una victoria agónica pero que salvó a los Aliados de la derrota total.

Top Ten – Canciones favoritas del 2009

¿Qué tienen Lady Gaga y Pearl Jam en común? Estar en esta esta lista

Qué, ¿acaso no saben quienes son estos?

La década llegó ya a su fin y es momento de recapitular sobre lo mejor (y peor) de lo que sonó en el 2009. Para empezar, tal parece que el “post-punk revival” está sufriendo una muerte rápida e inevitable (aparte de un otrora grupo francés desconocido, Phoenix, que nos dieron uno de los pocos grandes álbumes del año a mi parecer). Y los veteranos ochenteros que regresaron a los escenarios – U2 y Depeche, por ejemplo – parece que sufrieron de atrofia musical.

Ante esta virtual extinción de todo lo que había tomado como sagrado en los últimos años (esta época dorada del indie que parece que se desinfló en sintonía con la economía mundial), nuevas especies llenaron el vació, particularmente una especie estrafalaria llamada Lada Gaga (estoy suficientemente seguro de mi masculinidad para afirmar que fue otro de mis discos favoritos del 2009), una especie fiestera llamada Black Eyed Peas y uno que otro rockero tradicional como Kings of Leon y Pearl Jam. Pero, ¿qué fue lo que resonó más en mis tímpanos durante el 2009? Una dulce y encantadora balada atmosférica de unos australianos que seguramente nunca habían escuchado.

Aquí la lista:

10 – Kings of Leon – “Use Somebody”

Olvidando un poco el video un tanto pretencioso y que arruina el entorno de balada rock (ojalá hagan una ley que prohiba para siempre videos sobre bandas y sus desmadres backstage), estos sureños siguieron dando muchas razones para pensar que son una de las bandas más importantes del momento.

9 – The Black Eyed Peas – “I Gotta Feeling”

De vez en cuando sale aquella canción que da ganas de adelantar el reloj hasta la una de la mañana y teleportarse a la Star Trek en medio de un antro prendido. Este año le tocó a los Black Eyed Peas sacar esa canción. Pero ya que hago memoria no es la primera vez que lo hacen y por lo visto no será la última.

8 – U2 – “I’ll Go Crazy If I Don’t Go Crazy Tonight”

U2 no tuvo un buen año. Álbum categóricamente decepcionante, ningun sencillo que pegó y una gira que si bien llenó estadios por todo el mundo, no fue por otra cosa más que para escuchar sus éxitos de antaño. Pero dentro de todo lo malo hubo algo decente: esta tierna joya desvergonzadamente popera. Gran video también.

7 – The Killers – “Spaceman”

Si hubiera un premio para la canción con letra más original, esta se la llevaba. Cuando casi toda canción habla de amor, sexo, dios o Satanás, es algo refrescante saber que alguien se tomó la molestia de escribir sobre una abducción extraterrestre. Sin especificar aquello de las sondas anales por supuesto.

6 – The Friendly Fires – “Skeleton Boy”

Sencilla, pegajosa y con mucha clase, fue de lo poco rescatable de una escena indie que brilló por su ausencia en el 2009 después de varios años de tener un monopolio de la buena música en el mundo. ¿Será por la crisis? Tal vez, pero al menos gracias a ellos el indie inglés dejó algo rescatable.

5 – Lady Gaga – “Poker Face”

Bajo su propia admisión, es una canción sobre su vagina. Pero esto no quitó que fuera la canción más ubicua del año a tal grado que hasta Cartman la cantó en un episodio de South Park. Con este tipo de electropop decadente pero impecable, no queda mucho para que destrone a Madonna como la nueva reina de su género.

4 – Bat for Lashes – “Pearl’s Dream”

“Daniel” tal vez fue la canción que más pegó del aclamado álbum de la misteriosa pero dotada Natasha Khan, sin embargo, me voy por “Pearl’s Dream” (y solo porque no me gusta repetir canciones en estas listas es que no incluyo la otra también). Tan hipnótica y surreal que parece salida de un sueño.

3 – Phoenix – “1901”

Que no se diga que toda la buena música en Europa sale de un solo lado del Canal de la Mancha. Estos franceses indie/alternos sacaron no solo mi álbum favorito del año (Wolfgang Amadeus Phoenix para los que no lo quieren googlear) sino una de las canciones que más puse en repeat.

2 – Pearl Jam – “The Fixer”

No, no es la segunda llegada de “Jeremy”. Ni remotamente. Es más, salvo por la inequívoca voz de Eddie Vedder, esto no suena como el Pearl Jam de hace caso dos décadas (oh dios mio, ¿ya hace tanto?). Pero esta nueva encarnación de los dioses del grunge sigue pateando mucho trasero.

1 – The Temper Trap – “Sweet Disposition”

Fue la canción icónica de de una de las mejores películas del año, 500 Days of Summer (véanla, porque de aquí a que vuelva a recomendar una comedia romántica pasará mucho timepo). Grandiosa pero dulce, queda perfecta para su video sci-fi que recuerda las escenas espaciales en The Fountain.

Y como era tradición también, otras tres canciones que merecen mención especial:

Video Favorito – The Killers – “A Dustland Fairytale”

Se les puede criticar a The Killers que han llevado ese fetiche por el Sueño Americano un poco demasiado lejos. Pero después de ver este video épico, se los perdono. Es literalmente una mini-película de lo que pudo ser el cuento de cualquier adolescente pueblerino en los años sesenta.

Video Sexy – Shakira – “She Wolf”

Shakira ha sacado ya tal vez la mayor colección de videos sexy en una sola década de cualquier artista en la historia de la humanidad salvo Madonna en los ochenta. No será la mejor canción de su repertorio pero no importa, lo que importa es cómo lo mueve…

Peor Canción – Miley Cyrus – “Party in the USA”

Pude haber inventado muchos premios alternos para dárselos a esta canción. “Canción estúpida más probable de ser escuchada por gringas estúpidas en camino a ver New Moon” por ejemplo. Pero con simplemente decir que fue la peor canción del 2009 basta. Para colmo tiene influencia country.