Chica del 2009: Zooey Deschanel

Personalidad mata carita. Pero la carita ayuda

Generalmente hay dos tipos de amores platónicos en la pantalla grande. Están las Angelina Jolie y Scarlett Johanssen: divas, perfectas (bajo el estándar popular de la perfección por supuesto, a mi juicio ambas se me hacen bastante equis), imposibles para nosotros los meros mortales. Pero, ¿se imaginan tener una conversación profunda y filosófica con cualquiera de ellas? Seguro que no. Es por eso que tenemos otro tipo de amor platónico: como se dice en inglés, the girl next door. Es la chica con la sonrisa de oro, con personalidad divertida y original, simpática y encantadora si bien algo extraña, hasta rara. Pero es esa rareza que le da su je ne sais quoi y las separa del montón. Además, las hace accesibles: en el fondo todos pensamos que algún día tendremos la suerte de toparnos con una chica así y que nos hará caso.

Zooey Deschanel es un caso ejemplar de este tipo de chica como ya sabrían si vieron algunas de sus películas anteriores como The Hitchhicker’s Guide to the Galaxy o Yes Man. Es por eso que su rol protagónico en (500) Days of Summer (a mi juicio la mejor película romántica de la década) le cupo como guante. Sí, fue una película un poco dolorosa, especialmente al saber que los intentos de ligue de Joseph Gordon-Levitt inevitablemente terminarían en el fracaso y que seguro terminaría con algún otro patán (bueno, en la vida real está casada con el cantante de Death Cab For Cutie lo cual sugiere que esto de la “selección natural” podría tener una que otra falla del lado femenino). En fin, aunque chicas como Summer simplemente son producto de la ficción cinematográfica, no cabe duda que caben más dentro del molde de la realidad que todas las demás divas de tabloide.

Y quien quite y ya conozcamos a una que otra. ¿Qué esperan, jóvenes?